Relatos

Ingreso

Abrir

 

Reseña enviada por Jose Alberto Huerta (Beto o Robin) Gracias!!

Día domingo 22 de agosto de 2010…una vez más la cita era a las 7 de la madrugada jeje en domingo imagínense!!!  No estaremos exagerando?? pero bueno comenzamos a reunirnos en el nido verde que por cierto ya está estrenando puente, en orden de aparición: Alfred, Samuel, Manuel, Arturo, Gustavo y de nueva cuenta su servilleta. La salida para variar…fue pasadas las ocho pero tuvimos la oportunidad de saludar a la demás banda verde que se preparaba también para salir a la Libertad: Fofo, Omar, Gustavo, Alma, Erika, Humberto, Dany y Martín.

Fue así como después de que el guía master Gustavo que afortunadamente llegó, nos encaminamos hacia la Alcaparrosa, al principio Martin hizo parte del recorrido hasta casi llegar a Tepotzotlán pero decidió dejarlo por motivos de trabajo y es que el tiempo estimado de recorrido era de 6 horas…aún así la demás pandilla seguimos adelante al principio un poco serios…tal vez porque aun estábamos dormidos hasta que en el tramo del río Cuautitlán Arturo y yo decidimos animar a la banda con una caída sincronizada…la cual no habíamos ensayado lo suficiente pero para ser la primera vez que era presentada al público nos salió bastante bien jeje!!!!   Así seguimos hasta llegar a la que sería nuestra última tiendita y la oportunidad para abastecernos de comida y bebida…algunos ajustes a las bicis, una limpieza de lodo y a seguir!!!  Por la carretera hacia arcos del sitio donde se presentaba la primer subida del día…que no fue nada en comparación con las que nos tocaron ver más adelante…llegamos a la desviación que debíamos tomar para adentrarnos en el camino a la Alcaparrosa, casi de inmediato el paisaje cambio por completo la vista del campo verde y al fondo la sierra de Tepotzotlán fue motivo de unas cuantas paradas para realizar la obligada sesión de fotografías, aunque ya desde esa parte éramos advertidos por nuestro guía de que era la parte “fresa” del recorrido y que adelante se pondría más rudo!!  Pero no titubeamos en continuar con el recorrido…que si bien la ruta no estaba por completo clara el buen Arturo quien ya había realizado el recorrido comenzó a reconocer algunos puntos. Pasamos riachuelos, veredas y comenzamos a subir y cuando estábamos terminando la primer subida nos dimos cuenta que esa era solamente el inicio de la siguiente…y así durante unas 3 horas aproximadamente…algo que nos hizo de verdad sudar, hasta llegar a un tramo donde tuvimos que bajarnos a empujar por que la subida se hacía intransitable y fue ahí cuando nos dimos cuenta que ya no teníamos un rumbo bien definido y nos encontrábamos en medio de la Sierra de Tepotzotlán esperando recobrar la ruta correcta…cosa que desde luego no sucedió y fue hasta que nos encontrábamos a unos cuantos metros de la cima de algún desconocido cerro que nos dejaba ver una vista impresionante del lugar…y que también nos dejó ver la ruta que debimos tomar desde el principio la cual desde donde estábamos se veía bastante lejos jeje…pero valió la pena!!! Para nuestro alivio por si nos perdíamos encontramos una pequeña cueva que pareciera ya haber sido utilizada algún día por personas, ya que había restos de madera quemada señal de que sirvió de refugio para algún aventurero que quedó atrapado en la noche en medio de la sierra.  Paramos para tomar un respiro y Arturo y yo decidimos continuar para saber si podríamos seguir rodando por el mismo camino o mejor regresábamos y fue luego de algunos metros adelante que el camino se cerraba y quedaba una vereda poco clara donde sería muy difícil rodar por lo cual decidimos regresar por el mismo camino en el que llegamos el cual se puso divertidísimo ya que se volvió pura bajada y ya se imaginarán!!!!!! Lo que subimos en 3 horas nos dimos cuenta que lo bajamos en 15 minutos…pero de verdad valió la pena!!!!!  En el camino Gustavo ubicó el lugar donde tomamos el rumbo equivocado del cual tomamos nota para la siguiente salida que regresemos ahora sí en busca de la Alcaparrosa!!

Pasamos por segunda ocasión al oasis para reabastecernos ya que la comida y la bebida no fue la suficiente…y así nos encaminamos en el último tramo de regreso a casa luego de una rodada que pasó sin accidentes graves, ni fallas mecánicas, ni ponchaduras (algo inusual por lo menos para mí…) en 45km (aprox) de la Sierra de Tepotzotlán!!!!.

Chido a la pandilla verde que aguantó y no dejó de rodar aunque el camino pareciera cada vez más difícil, nos vemos en la próxima!!!!  chido también por la demás banda que salió a la Libertad, esa es la actitud como diría el buen David!!!!!!!!

Saludos a todos!!!!!!!!!!!